post-punker:

Iggy Pop and Esther Friedman

via dangerous minds

post-punker:

Iggy Pop and Esther Friedman

via dangerous minds


Nosotros los que conocemos somos desconocidos para nosotros , nosotros mismos somos desconocidos para nosotros mismos: esto tiene un buen fundamento. No nos hemos buscado nunca, – ¿Cómo iba a suceder que un día nos encontrásemos?
Friedrich Nietzsche - La genealogía de la moral, prefacio (via pecadosmortales)

(vía pecadosmortales)


Cuando reposan en mí pensamientos sobre el espacio, el tiempo, los años, todo lo que encierra el universo, lo demás no parece tan grande.
Poly Cinco (via polycinco-escritura)

(vía lasombradelalma)


mi-mundo-entre-libros:

[Mas citas aqui]

Con las alas en llamas, Germán Renko.

mi-mundo-entre-libros:

[Mas citas aqui]

Con las alas en llamas, Germán Renko.

(vía lasombradelalma)



Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda.
Mario Benedetti (via aquapd-rudyxd)

(vía iujuuu)


Sin embargo que triste es tenerte y no tenerte
Mario Benedetti (via letrasnoescritas)

(vía amorfosisdesign)



(vía 2vecesmas)


Era domingo, y estabas como todos los domingos. Un poco triste, rota, alucinada. Un poco vuelta mierda.
Rafael Chaparro (Opio en las nubes)

(vía nadcalmia)


Todo pasa y todo vuelve, eternamente gira la rueda del ser. Todo muere, todo reflorece; eternamente se desenrolla el año del ser. Todo se rompe, todo se reajusta; eternamente se edifica la morada del ser.
F. Nietzsche   (via rastrillo)

(vía titerede31minutos)


Perdóname si yo he exigido mucho de ti, quizá demasiado, que haya querido que tu corazón palpitara fuera de tiempo, como yo hago con el mío; pero yo soy un desequilibrado de amor y tú no, ahora lo sé y sé también que por eso me gustas así, porque eres como la brisa suave de una noche tranquila.
Juan Rulfo.  (via alexandrave)

(vía titerede31minutos)


(vía one-mexican)


En esos días, días sin sol, noches sin luna, ningún lugar es mi lugar y no consigo reconocerme en nada, ni en nadie. Entonces no estoy donde estoy. Dejo mi cuerpo y me voy, lejos, a ninguna parte, y no quiero estar con nadie, ni siquiera conmigo, y no tengo, ni quiero tener, nombre ninguno entonces pierdo las ganas de llamarme o ser llamado.
Eduardo Galeano (via pecadosmortales)

(vía pecadosmortales)


Flag Counter